Perspectivas económicas para 2024 a nivel mundial

Aunque en los últimos años hemos comprobado que la situación económica mundial es impredecible, son muchos los pronósticos que se emiten con motivo del final de año. Por ello, desde Insure S4 Credit queremos recoger algunas de las perspectivas económicas para 2024 a nivel mundial. Y es que el entorno económico global tiene un impacto muy importante en el local, ya sea vía inflación o tipo de interés, por ejemplo. Más adelante, nos detendremos en las perspectivas a nivel nacional.

Según los expertos, todo parece indicar que el próximo año será positivo para el crecimiento de la economía y de las empresas. La economía mundial continúa recuperándose aunque su avance se ha ralentizado, es lento y desigual, con crecientes divergencias. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el crecimiento económico mundial se desacelerará de 3,5% en 2022 a 3% este año y 2,9% el próximo, porcentaje que supone una revisión a la baja de 0,1 puntos porcentuales para 2024 con respecto a las previsiones publicadas en julio. Estas cifras están muy por debajo del promedio histórico.

Crecimiento del PIB mundial

Fuente: Fondo Monetario Internacional (FMI)

Coincide con este pronóstico David Cano Martínez, Socio director de Afi Inversiones Globales, quien destaca, además, la evolución del PIB de EE.UU., que en 2023 “ha sorprendido por su capacidad de resistencia”. Crecerá más que la Eurozona, el Reino Unido o Japón. Esta evolución es aún más reseñable si tenemos en cuenta que su PIB está incluso por encima del previsto antes de la pandemia. Se podría decir así que el COVID ha tenido 0 impacto económico en EE.UU., tal y como expone en un análisis elaborado para la Asociación Española de Financieros de Empresa (ASSET).

Perspectivas económicas para 2024: Proyecciones por países

Fuente: Fondo Monetario Internacional (FMI)

Perspectivas económicas para 2024: Amenazas

Para China la situación es bien distinta. La recuperación de la segunda economía del mundo ha sido mucho menos vigorosa de lo previsto, tal y como refleja el último barómetro sobre riesgo país y sectorial realizado por Coface. El levantamiento de las restricciones sanitarias y la subsiguiente reapertura de la economía china sólo consiguieron dar un impulso desigual al consumo. Las encuestas de los bancos centrales muestran que la mayoría de los hogares urbanos (58%) prefirieron ahorrar a consumir o invertir, lo que refleja la persistente incertidumbre económica. Así, sumida en una crisis inmobiliaria y con un descenso de la confianza de los consumidores, la situación de China plantea riesgos significativos para la economía mundial y deja a EE.UU. como el único gigante económico a nivel global con fuerza para seguir sumando en 2024.

Inversión nominal y confianza de los consumidores en China

(índice; inversión: dic. 2019=100; confianza de los consumidores): >100 optimista)

Fuente: Fondo Monetario Internacional (FMI)

No podemos cerrar este análisis de las perspectivas económicas para 2024 a nivel mundial sin mencionar dos grandes amenazas: la guerra en Oriente Medio y la permanencia de la guerra en Ucrania. Estos conflictos siguen impulsando precios en algunas variables claves, como los alimentos y la energía. Por tanto, la inflación seguirá siendo una realidad en los próximos meses, algo que también ha anticipado la propia presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde. Con todo ello, las perspectivas a medio plazo empeoran, especialmente para las economías emergentes y en desarrollo.

Proyecciones de crecimiento a cinco años

(PIB real; variación porcentual)

Fuente: Fondo Monetario Internacional (FMI)